/valores.php

Valores

La vocación por “Educar”, una motivación constante a lo largo de toda la historia del Colegio San Patricio, está asentada en 7 valores fundamentales. Estos valores, y los que en ellos se engloban, constituyen los referentes constantes para toda la organización y para nuestro sistema de gestión.

- El Humanismo Cristiano es, por convicción de sus fundadores y continuadores, el mejor camino para la formación integral de la persona. Huyendo de cualquier fundamentalismo, la institución se basa en el “Manual de valores” que constituye el mensaje del Evangelio.

- El Compromiso con las familias y con los alumnos, se traduce en la seriedad y el rigor de cuanto se realiza. La máxima; “Lo que es bueno para los alumnos es bueno para el Colegio”, refleja de forma clara el valor del compromiso. Se trata por tanto de una Institución “comprometida con la Educación”.

- La Generosidad, como expresión de ayuda y servicio a los demás, que se concreta con la creación y desarrollo de la Fundación San Patricio.

- La Constancia, desarrollada a través de inculcar hábitos de trabajo diarios y que se resume muy bien en esta frase tan repetida por nuestros profesores: "nada de lo que merece la pena en la vida se logra sin esfuerzo".

- La Confianza que depositan las familias en el Colegio San Patricio para la educación de sus hijos supone, además de un estímulo y una obligación para seguir con nuestra misión, un valor extraordinario como elemento de motivación interna y como imagen externa de la Institución. Esta confianza, solicitada en los orígenes del Colegio con la frase: “Confíe sus hijos a San Patricio”, se ha transformado en una confianza inspirada en la seguridad que ofrece una organización que goza de una contrastada solvencia educativa y empresarial.

- La Calidad, como valor de San Patricio que se materializa en la implantación de los más adecuados sistemas de gestión, cumpliendo todos los requisitos de las normativas de calidad y excelencia aplicables y su compromiso de protección del medio ambiente y prevención de la contaminación; con el objetivo de la mejora continua de la Institución en todos estos ámbitos.
Todo ello se complementa con la profesionalidad y buen hacer de todas aquellas personas que forman parte de la organización en un entorno de respeto a los principios de igualdad, conciliación familiar, en un ambiente de trabajo donde la inteligencia emocional marca, de manera intencionada, las relaciones entre las personas de dentro y de fuera de la organización. La adecuada combinación y programación de estas buenas prácticas le otorgan a la Institución su actual relevancia en el sector educativo y su reconocido prestigio social.

- La Integridad y Transparencia como compromiso de la organización en el cumplimiento de la legalidad, mediante la implantación de un sistema de “compliance global” de la Institución.